alta gratis

Acceso Consultas

Utiliza tu email y contraseña para ver las respuestas a tus dudas o enviar nuevas.



Peligros de las piscinas

EL Ministerio de Sanidad pidió hoy en un comunicado que se extremen

la precauciones a la hora de zambullirse en el agua, ya que los

últimos datos registrados demuestran que las zambullidas son las

responsables de un seis por ciento del total de lesiones medulares

registradas en nuestro país.

El abuso del alcohol, las drogas, y las prácticas imprudentes pero

evitables son los principales responsables de estos accidentes en

playas y piscinas que cada verano se producen, y cuyas consecuencias

pueden ser de gran gravedad, según declaró a Europa Press el doctor

José Mendoza, jefe del Departamento de Rehabilitación del Hospital

Nacional de Parapléjicos de Toledo.

“Todos los veranos se repiten episodios dramáticos que están

relacionados con los baños y que se deben a prácticas que son

absolutamente erróneas y que pueden producir auténticas catástrofes”,

afirmó este especialista, llamando la atención sobre los casos de

paraplejía y tetraplejía, así como sobre el número de fallecimientos

que anualmente se vinculan a un hecho tan aparentemente cotidiano

como el baño.

Así, entre un cinco y un seis por ciento de nuevas lesiones

medulares que se producen cada año en España se deben a zambullidas

en el mar, ríos, o piscinas, lo que implica entre 40 y 50 casos

nuevos anuales por esta causa. En el 80 por ciento de los casos, los

afectados tienen entre 15 y 25 años, y de cada cinco, cuatro son

varones.

En lo que va de año, el Hospital Nacional de Parapléjicos ha tratado

un total de once casos, de los que un paciente es nuevo y diez son

revisiones de años anteriores.

En 1998, fueron ingresados en dicho centro un total de diez

pacientes con lesiones medulares. No obstante, los expertos reconocen

que la prevención es factible tomando las medidas oportunas para

evitar las lesiones medulares. En este sentido, el doctor Mendoza

recordó que una práctica errónea muy generalizada entre la población

joven es tirarse indiscriminadamente de cabeza “en cualquier sitio,

en cualquier momento y de cualquier forma”.

Según explicó, el accidente más común lo protagonizan personas que,

en condiciones normales, se tiran al agua sin haber medido

previamente la profundidad, o con un impulso demasiado fuerte.

También son frecuentes accidentes a partir de la influencia del

alcohol y otras sustancias en lugares de ocio en los que hay piscinas

normalmente muy concurridas, o debidos a zambullidas desde

trampolines.

PRECAUCIÓN

Por esta razón, Sanidad señala que seguir unas normas de sentido

común y una mayor concienciación ciudadana de los peligros que

entrañan las zambullidas pueden prevenir los accidentes.

En este sentido, recomienda que en parajes desconocidos se deben

evitar las zambullidas bruscas, sumergiéndose lentamente o tirándose

varias veces de pie antes de hacerlo de cabeza. Además, debe tenerse

en cuenta la profundidad de la piscina y la altura desde la que uno

se sumerge, así como tirarse al agua siempre con los brazos situados

en la prolongación del cuerpo, protegiendo el cuello y la cabeza.

En caso de accidente y en caso de traslado de un lesionado medular,

hay que inmovilizar el cuello, evitar movimientos de columna y avisar

a un profesional para que realice el traslado, no transportando nunca

al accidentado en un utilitario particular.

El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo es el único centro

donde el paciente con lesión medular recibe un tratamiento integral,

primero como agudo y posteriormente en toda su asistencia

rehabilitadora. Dicho centro, con capacidad para 200 personas,

dispone de una estructura arquitectónica adecuada que facilita el

movimiento de los pacientes.



Nuestros Clientes

Very affordable and very professional indeed.
Cristian

Patrocinador

dent prive dent prive