alta gratis

Acceso Consultas

Utiliza tu email y contraseña para ver las respuestas a tus dudas o enviar nuevas.



Dieta Mediterranea

“La dieta mediterránea está basada en el consumo de productos vegetales –frutas, verduras, legumbres y frutos secos–, pan y otros cereales –que contengan el trigo como alimento básico–, productos lácteos preferiblemente desnatados, el aceite de oliva como grasa principal, y dentro de las proteínas priorizar el consumo de pescado y aves sobre el de la carnes rojas. Además, también es cardiosaludable el consumo regular de vino o cerveza en cantidades moderadas –dos vasos al día en varones, uno en mujeres–“, ha comentado el miembro de la sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Regina Dalmau.

En este sentido, la experta ha insistido en que las dietas bajas en grasas de origen animal –sobre todo grasas saturadas– y que potencian el consumo de frutas, verduras y productos integrales, disminuyen significativamente los niveles de colesterol en sangre, uno de los factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular.

Asimismo, otro aspecto en el que coinciden varios estudios son las propiedades cardioprotectoras del ácido graso omega-3, que según nos señala la cardióloga Dalmau contribuye a reducir los triglicéridos y la proporción de partículas de colesterol LDL densas y pequeñas, que son las que más favorecen la ateroesclerosis. “Además los ácidos omega 3 tienen propiedades antitrombóticas, antiarrítmicas y antiinflamatorias que, sin duda, contribuyen también a mejorar la prevención cardiovascular”, ha matizado.


El ácido graso omega-3 es propio del salmón y otros pescados azules –sardinas, anchoas, pez espada o atún–, pero también lo encontramos en alimentos de origen vegetal como aceites vegetales, los frutos secos, algunas verduras como la lechuga y las espinacas, así como la piña y las fresas.



Nuestros Clientes

Me quedo muy claro y me tranquilice
Susana

Patrocinador

dent prive dent prive