alta gratis

Acceso Consultas

Utiliza tu email y contraseña para ver las respuestas a tus dudas o enviar nuevas.



Blog



Los cigarrillos electrónicos son nocivos

Posted by on abr 10, 2014 in Cardiologia | Comments Off on Los cigarrillos electrónicos son nocivos

 

El cigarrillo electrónico es tóxico y se está presentando a la sociedad como un producto con bajo riesgos para su salud, cuando es evidente que tiene efectos nocivos reales. Muchos cigarrillos electrónicos contienen nicotina, cuyos efectos cardiovasculares negativos por vía inhalatoria están sobradamente probados, y se trata además de una sustancia psicoactiva y adictiva, por lo que su uso genera dependencia.

Estas son algunas de las principales conclusiones de la jornada Cigarrillos electrónicos: potencial amenaza para la salud pública. Evidencia científica sobre su seguridad y eficacia, que se celebró en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, organizada por la Sociedad Española de Expertos en Tabaquismo (SEDET) y en colaboración con el Máster Interuniversitario de Tabaquismo (PIUFET). A la jornada acudieron medio centenar de profesionales sanitarios de diferentes ámbitos, médicos de atención primaria,farmacéuticos, psicólogos, enfermeros, neumólogos, cardiólogos y psiquiatras.

El cigarrillo electrónico con nicotina es evidentemente tóxico y se necesita conocer sus componentes y tiempo para valorar sus efectos a medio y corto plazo en el organismo. Si bien se emplean algunas sustancias aprobadas para el consumo, contienen elementos que nunca se han utilizado por vía inhalatoria por lo que desconocemos sus efectos, sobre todo a medio y largo plazo.

En la jornada de la SEDET se destacó que en estos momentos se carece de evidencia científica sobre algunos de los efectos de los cigarrillos electrónicos, pero se sabe que existe una toxicidad, que si bien es menor que el cigarro normal, en ningún caso es inocuo. Hay un riesgo en el consumo.

Un paso atrás

La Doctora María Jesús García-Blanco, presidenta de SEDET, se muestra preocupada, además, por la vuelta a la normalidad de la vida diaria del acto de fumar o “vapear” que estos cigarros están provocando. “Se había conseguido desnormalizar la presencia del humo y los cigarros en la vida cotidiana y los lugares públicos, logrando que el cigarro y el humo sea algo extraño para los jóvenes”, destaca García-Blanco. Mantener la “desnormalización” es básico para luchar contra el inicio de nuevos fumadores. Hay normas para los cigarros electrónicos, pero al no ser considerados “productos de tabaco”,en este instante aún quedan fuera de la regulación de la Ley 42/2010, de 30 de diciembre de 2010.

“Me preocupa la utilización de la publicidad de estos productos, sobre todo por los efectos en la población joven, femenina en muchos casos y lo presentan como algo glamuroso, poco nocivo para la salud, y con un bajo coste”, comenta García-Blanco.

“Además, puede ser la puerta de entrada para el consumo del tabaco, ya que al tener nicotina puede generar un trastorno adictivo, una adicción,en quien lo pruebe. Incluso ya está ocurriendo que personas que habían dejado de fumar vuelvan a consumir nicotina al usar los cigarros electrónicos” provocando una recaída, apunta la presidenta de SEDET.

La curvatura del pene tiene solución

Posted by on abr 10, 2014 in Cardiologia | Comments Off on La curvatura del pene tiene solución

La curvatura del pene tiene solución

La mayoría de los hombres con curvatura de pene o enfermedad de Peyronie no son conscientes de que la sufren y por tanto no se tratan, según una revisión de estudios del Instituto de Medicina Sexual (IMS). Uno de cada diez hombres mayores de 40 años padece esta patología, según un estudio reciente publicado en la revista The Urologic clinics of North America. Los expertos del IMS recuerdan que existe tratamiento farmacológico, físico y quirúrgico para tratarla y mejorar tanto la calidad de vida como las relaciones sexuales de los pacientes. El principal obstáculo para que no reciban el tratamiento correspondiente es que no reconocen que tienen esta patología, que se caracteriza por una fibro-esclerosis del pene, debida en su mayoría a la rotura de los vasos sanguíneos de los cuerpos cavernosos del miembro masculino. Una investigación reciente publicada en The Journal of Sexual Medicine analizó la percepción que tenían casi 200 hombres y comprobó que más del doble subestimaban la curvatura de su pene, con una clara diferencia con lo que observaron los médicos. “A día de hoy todavía existen muchos prejuicios dentro del campo de la medicina sexual y muchos hombres no consultan sus problemas por vergüenza o por desconocimiento de que lo que tienen es una enfermedad que se puede tratar”, asegura el doctor Mariano Rosselló Barbará, director del IMS. Se trata pues de “un trastorno infradiagnosticado”. La enfermedad de Peyronie puede aparecer entre los 20 y 80 años, siendo la media a los 50. Se mide en grados y su evolución es variable aunque tiende a ser progresiva. Existen muchos factores que pueden estar implicados en su origen como la existencia de infecciones, la predisposición genética, los problemas vasculares, la ingestión de determinados fármacos, diabetes o hipertensión. En la mayor parte de los casos se adquiere debido a micro traumatismos repetidos de los vasos sanguíneos de los cuerpos cavernosos del pene que suceden durante la relación sexual. Esas roturas originan una cicatriz o placa fibrosa que provoca la pérdida de elasticidad de la zona. Esto hace que el pene “no actúe como un cuerpo elongable y elástico cuando se llenan de flujo sanguíneo los cuerpos cavernosos durante la erección y por lo tanto el pene se arquea hacia esa dirección (la de la cicatriz)”, explica el doctor Rosselló. Sus principales síntomas son “dolor durante la erección, pérdida de rigidez, curvatura progresiva, placa o nódulo fibroso en el pene o acortamiento del mismo, lo que dificulta bastante la práctica de relaciones sexuales”, expone. Esta dificultad para practicar sexo “ocasiona problemas psicológicos como ansiedad o falta de autoestima, y otros que afectan a la pareja como la insatisfacción, la falta de deseo o incluso el dolor coital en casos en los que la vagina debe acomodar un pene con un grado de curvatura muy pronunciado”, advierte el director del IMS. Este especialista destaca el papel clave de la pareja en la rehabilitación psicológica de estos pacientes. Otro estudio estadounidense publicado también en The Journal of Sexual Medicine analizó a más de 800 hombres con curvatura de pene entre 30 y 90º y cuya media de edad era de 57,7 años. “El 70,8% de ellos manifestó tener dificultad para realizar el coito y el 80,4% reconoció que el número de relaciones sexuales mantenidas eran menos frecuentes”. Existe solución El tratamiento farmacológico consiste en la administración de testosterona, estrógenos, vitamina E o corticoides, pero existe controversia acerca de la eficacia de estos tratamientos ya que no existe un estudio científico que realmente haya demostrado la eficacia en parar o corregir la enfermedad. Para los casos en que la enfermedad está en su fase inicial se recomienda el uso de técnicas como la iontoforesis. Se trata de la aplicación de un fármaco por vía tópica mediante unas microcorrientes de baja intensidad que consiguen una mejor penetración del principio activo bajo la piel. Este tratamiento demuestra efectividad si es aplicado en los primeros 12 meses desde la aparición de la enfermedad. Una investigación de la Universidad Autónoma de Madrid publicada en The Journal of Sexual Medicine comprobó como la terapia de tracción del pene era también “efectiva en fase aguda de la enfermedad de Peyronie en términos de “reducción del dolor, disminución de la curvatura y mejora de la función sexual”.

Los Piercings

Posted by on abr 30, 2013 in Dermatología | Comments Off on Los Piercings

Los ‘piercings’ están contraindicados en personas en tratamiento con anticoagulantes o que padecen trastornos de la coagulación de la sangre asi como aquellas que sufren un trastorno de la inmunidad, señala la doctora Maria José Barba Martínez, especialista en Medicina Estética. En general, cualquier zona anatómica del cuerpo puede ser perforada, siempre que no comprometan las funciones vitales. Las más demandadas son la región de la oreja, el tabique de la nariz, la cola de la ceja, la zona del ombligo, los labios y la lengua. En concreto, la perforación del cartílago, en lugar del lóbulo, eleva notablemente el riesgo de infección, y tarda entre cuatro meses y un año en cicatrizar.
Además, en el cartílago, aumenta el peligro alto de infección, inflamaciones y necrosis. En este sentido, esta experta advierte de que los tratamientos antisépticos y antibióticos no ofrecen un efecto óptimo ya que esta zona se encuentra muy poco vascularizada y, en consecuencia, el tejido se regenera peor y los principios farmacológicos llegan con dificultad. Por su parte, la cicatrización del ‘piercing’ en las cejas tarda entre seis y ocho semanas. Sus riesgos pasan por inflamación local, infección y parálisis de la parpebral. Barba Martínez aconseja hacérselo en la parte externa de la ceja y nunca cerca de la nariz para evitar las lesiones nerviosas y los riesgos de parálisis.
El ‘piercing’ nasal, prosigue esta experta, puede ocasionar desgarros y heridas, infecciones por pseudomonas y estafilococos, ya que se trata de una zona permanentemente húmeda. Mientras que el de la lengua puede acarrear infecciones severas, aunque es un tejido que cicatriza deprisa. Sus riesgos pasan por desgarros y microtraumatismos dentales, capaces de astillar los dientes e, incluso, provocar su caída. La experta recomienda, en estos casos, mantener una estricta higiene bucal y optar por los abalorios de goma y silicona. Además, hay que vigilar periódicamente el cierre del adorno para que no se desprenda accidentalmente y se produzcan atragantamientos. Por su parte, un ‘piercing’ en los labios hace que aumente la salivación y el líquido puede salir incluso por el orificio. Además, la humedad constante hace que la piel se macere alrededor del adorno, lo que eleva el riesgo de colonización bacteriana e infección. Estos adornos también pueden provocar erosión en las encías que quizás derive en gingivitis y caída de piezas dentales.
Por último, los ‘piercings’ en el ombligo tardan en cicatrizar entre cuatro semanas y un año dependiendo de la edad, el grosor de la piel y la profundidad del ombligo. Sus complicaciones son infección local o secreciones persistentes. Mientras que los del pezón, cuya cicatrización oscila entre seis semanas y seis meses, puede generar inflamación mamaria, infección o prótesis de pecho, en caso de que la hubiera.

Incontinencia Urinaria

Posted by on abr 30, 2013 in Urólogo | Comments Off on Incontinencia Urinaria


Por este motivo, coincidiendo con el Día Mundial de la Incontinencia Urinaria, American Medical Systems (AMS), ha puesto en marcha una campaña de concienciación para ayudar a las mujeres a comprender que la incontinencia es un problema de salud, y para enseñarles cómo detectarla y mostrarles los diferentes tratamientos y opciones a su alcance. Y es que, a medida que avanza la edad, la probabilidad de sufrir incontinencia es más elevada. De hecho, a partir de los 35 años, un 25 por ciento de las mujeres la padece, un porcentaje que crece hasta el 50 por ciento a partir de los 65 años. Además, sus efectos no se producen solo a nivel físico, sino también psicológico y social, repercutiendo negativamente en la calidad de vida. Según un estudio, las mujeres con incontinencia urinaria tienen más riesgo de padecer problemas depresivos y, las afectadas suelen encontrar dificultades en actividades como hacer ejercicio, tener relaciones sexuales o simplemente pasear y eso les produce inseguridad, afectando gravemente su autoestima.
Escapes al reír o estornudar son síntomas de enfermedad Existen una serie de síntomas que pueden indicarnos la posibilidad de padecer algún problema de incontinencia. Se trata de aspectos como el hecho de sufrir escapes al reír, estornudar, saltar o realizar algún otro movimiento brusco, tener problemas para contener la orina al apresurarse para ir al baño, observar cambios en la frecuencia con la que se orina o hacerlo de forma demasiado frecuente, entre otros. Cualquiera de estas alteraciones puede ser una señal de que algo no está funcionando correctamente y de que, por tanto, es necesario acudir al médico. “Las mujeres conocen su propio cuerpo mejor que nadie, por ello es importante que estén atentas a las señales que éste les manda para indicarle que algo no está bien y que acudan al médico cuando eso sucede. Muchas mujeres llegan a nuestra consulta animadas por sus hijas, nietas o amigas, que han percibido un cambio de comportamiento o alguna señal aunque se haya intentado esconder, y les han instado a buscar ayuda”,
. Y es que, al temor al rechazo social que manifiesta un 86 por ciento de las afectadas se suma el desconocimiento de que existen técnicas altamente efectivas para tratar el problema, como las mallas o ‘slings’ quirúrgicos, que ofrecen una efectividad superior al 90 por ciento. Se trata de una intervención que, en muchos casos no requiere de ingreso hospitalario, mediante la cual se coloca un material en forma de hamaca, para sostener la uretra y reforzar los tejidos que están débiles, lo que permite recuperar el control de la vejiga. Por eso los especialistas insisten en la necesidad de que la incontinencia deje de ser un tabú y en que las mujeres afectadas acudan a la consulta para informarse sobre los tratamientos que existen en la actualidad. “No hay ninguna razón por la cual las mujeres no puedan recuperar plenamente su calidad de vida cuando son diagnosticadas con incontinencia urinaria. Gracias a los avances de la ciencia existen técnicas seguras y eficaces para ayudarlas a recobrar el control de sus cuerpos para vivir sin estar atadas a sufrir una molestia constante”,

Los yogures ya no caducan…

Posted by on abr 30, 2013 in Vida Saludable | Comments Off on Los yogures ya no caducan…

Arias Cañete, ha precisado que “desaparece la obligación de que los yogures tengan fecha de caducidad” fijada 28 días después de su fabricación. “Ahora cada fabricante debe evaluar el tiempo razonable en que se puede consumir su yogur”, añadió. El director general de Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, ha señalado que “el límite lo pone el sentido común y la racionalidad”, tras la presentación de la Estrategia Más alimentos, menos desperdicio, que tratará de lograr reducir a la mitad la pérdida de alimentos en 2025. La fecha de consumo preferente no implica que el producto no se pueda consumir después de la misma, sino que puede perder algunas de sus propiedades nutricionales. “No vamos a poner dos fechas (caducidad y consumo preferente) para volver loco al consumidor”, justificó el ministro. En este sentido y en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Burgaz ha concretado que “en los productos que por ser muy perecederos puede ser un peligro para la salud humana sí hay una fecha de caducidad específica” y advierte que “los fabricantes no tienen que estar contentos ni descontentos” respecto a la nueva norma. Burgaz ha afirmado que las empresas “tendrán que introducir cambios en los procesos de gestión y logística para que los productos lleguen con la máxima calidad al consumidor y no se produzca su destrucción”. De esta forma, espera cumplir con el objetivo que marca la UE de reducir en un 50 por ciento el desperdicio anual de alimentos de cara a 2025. El director general de Industria Alimentaria también ha explicado que lo que esta norma establece es que, “igual que ocurre en el resto de los productos, los fabricantes de yogures determinen cual es la fecha hasta la cual un producto puede ser consumido sin que cause problemas para la salud del consumidor”. Hasta ahora España tenía establecida una fecha de venta límite de 28 días. Asimismo, ha insistido en que la fecha de consumo preferente “indica que hasta ese momento mantiene sus cualidades en perfectas condiciones y que, por lo tanto, aunque sigue siendo consumible, el producto puede tener una merma en sus cualidades”. Los consumidores discrepan sobre el fin de la fecha de caducidad Las asociaciones de consumidores CECU y FACUA han valorado de manera diferente la desaparición de la obligación de que los yogures tengan fecha de caducidad, fijada 28 días después de su fabricación, aunque se han mostrado de acuerdo en la necesidad de evitar el desperdicio de productos. En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Fernando Moner, ha valorado la noticia positivamente “siempre que el cambio esté avalado por comités científicos e instituciones sanitarias, y no dañe la salud”. “Hay que revisar las fechas de caducidad y consumo preferente cada cierto tiempo porque las investigaciones en materia de seguridad alimentaria avanzan día a día”, ha señalado. Además, ha destacado la importancia de reducir el desperdicio de alimentos, cuyos datos son “desmesurados”. En la misma línea, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha asegurado que “el Gobierno debería prohibir a la industria alimentaria que tiraran excedentes a la basura”. Por este motivo, ha pedido “sancionar” a los infractores o poner en marcha “una imposición legal o prohibir echar comida a la basura”, entre otras demandas. En cualquier caso, ha afirmado que la eliminación de la fecha de caducidad “genera inquietud y preocupación por cómo se está haciendo esto”. “No sabemos si a los consumidores se nos está tomando el pelo, porque se decía que no se comiera un yogurt después de 28 días y ahora sí. No sabemos si se ha estado provocando que tiráramos comida y beneficiáramos así a la industria o si ha cambiado la forma de hacer yogures”, ha explicado. “Al consumidor no le beneficia y a la industria sí”, ha apostillado. Evitar el desperdicio de alimentos Esta medida se enmarca en la estrategia que tratará de evitar el desperdicio de alimentos, que en España se eleva hasta los 7,7 millones de toneladas y que en todo el mundo supone un tercio de la producción mundial, según datos de la FAO. Así, España se sitúa como el sexto país que más comida desperdicia de Europa, detrás de Alemania (10,3 millones de toneladas), Holanda (9,4), Francia (9), Polonia (8,9) e Italia (8,8). En este sentido, el Ministro dijo que “no hay consenso” en la Unión Europea sobre lo que significa desperdicio de alimentos, por lo que se ha abierto un período para llegar a un consenso antes de julio entre los veintisiete. La Comisión Europea estima que en Europa se pierden 89 millones de toneladas de alimentos al año, es decir, 179 kilos de alimentos por cada habitante. Entre el 30 y el 50% de los alimentos comestibles se convierte en residuos.


Nuestros Clientes

Muchas gracias por la rapidez en contestarme y atenderme.
Alex

Patrocinador

dent prive dent prive